El Campo Inexplorado

Para Vicente Huidobro – poeta chileno (1893 – 1948) fundador del Creacionismo, un movimiento vinculado con las corrientes  vanguardistas y experimentales europeas de comienzos del siglo XX, el mismo Huidobro lo introduce en España en 1919- el artista no debía limitarse a reflejar la naturaleza, sino había que mantener con ella una especie de competición en la que podía mostrar el vitalismo de su propia obra. Por lo que entendemos que el artista es un creador – un Dios- que no se limita a imitar sino a crear mundos paralelos independientes de la naturaleza.

Vicente mostró pronto una notable inclinación hacia la creación poética, plasmada cuando sólo tenía doce años en sus primeras composiciones que dio a conocer. Un talento creador que le llevó a rechazar – cuando aún era adolescente- cualquier forma de poesía anterior. Quizás esto explica su traslado a París a los 23 años en 1916, en busca de lo nuevo ya que París era el centro de muchos artistas como Pablo Picasso.

En la capital francesa empezó a publicar sus primeras colaboraciones en revistas como Sic y Nord-Sud y estableció relaciones con los vanguardistas europeos, como los vanguardistas europeos, como los surrealistas Guillaume Apollinaire y Pierre Reverdy, más tarde rechaza el surrealismo y el futurismo. Este sucesivo rechazo de los postulados estéticos de la Vanguardia llevó a Vicente Huidobro a crear su propio estilo conocido como Creacionismo.

Un largo y ambicioso proyecto en el que había empezado a trabajar diez años, se trata de Altazor (1931), un viaje en paracaídas, un poema compuesto por un prefacio y siete cantos donde se ilumina una libertada total de invención de la creación. Es el artista creador y no imitador de la naturaleza “Huidobro una especie de ingenioso prestidigitador que juega con las palabras como si de objetos malabares se tratasen, sin conseguir dar a sus composiciones sentido alguno; pero la mayoría de los estudiosos del fenómeno poético aún se deslumbra con las imágenes, la vivacidad, la invención y la heterodoxia inconformista y novedosa de este gran rebelde de las letras hispanas, quien supo mantener su vigor creacionista hasta en el epitafio que dejó escrito para su lápida”  “Abrid esta tumba: al fondo se ve el mar”. Aquí me viene a la cabeza Octavio Paz – menos es más- y el poder de las pocas palabras, escribe poco pero dice mucho. Al fondo se ve el mar es lo mismo que decir que la tumba esta en el mar o la tumba es el camino que lleva al mar. La tumba es la frontera  entre la vida “la tierra” y la muerta “el mar” o al revés.

Huidobro creador del lenguaje poético y de las imágenes descriptivas “Aquí comienza el campo inexplorado” bajo mi humilde interpretación, aquí veo un campo virgen pero con montaña y montaño, con su luno y con su luna. Nos crea un nuevo planeta paralelo al que habitamos con dos focos Luna-Luno y dos pesos pesados montaño-montaña y hay la flor florecida y el flor floreciendo. Esta imagen me recuerda una casa vacía de humanos donde reina la paz.

Lo único que me desagrada – quizás debido a mi falta de conocimientos-  It is that Huidobro in Canto V brings up the issue of repetition. The aesthetic problem of representation because representing is always form of repetition. It is for me a boring way of writing. “Molino de viento” “Molino de aliento” “Molino de cuento” “Molino de intento” and so on, so on 190 Molinos, uno detrás de otro pegados y listos para romper la cabeza del lector quijica como yo.

          Canto V

Aquí comienza el campo inexplorado
Redondo a causa de los ojos que lo miran
Y profundo a causa de mi propio corazón
Lleno de zafiros probables
De manos de sonámbulos
De entierros aéreos
Conmovedores como el sueño de los enanos
O el ramo cortado en el infinito
Que trae la gaviota para sus hijos

………………………………………………..

Jugamos fuera del tiempo
Y juega con nosotros el molino de viento
Molino de viento
Molino de aliento
Molino de cuento
Molino de intento
Molino de aumento
Molino de ungüento
Molino de sustento
Molino de tormento
Molino de salvamento
Molino de advenimiento
Molino de tejimiento
Molino de rugimiento
Molino de tañimiento
Molino de afletamiento
Molino de agolpamiento
Molino de alargamiento
Molino de alejamiento
Molino de amasamiento
Molino de engendramiento
Molino de ensoñamiento
Molino de ensalzamiento
Molino de enterramiento
Molino de maduramiento
Molino de malogramiento
Molino de maldecimiento
Molino de sacudimiento
Molino de revelamiento
Molino de obscurecimiento
Molino de enajenamiento
Molino de enamoramiento
Molino de encabezamiento
Molino de encastillamiento
Molino de aparecimiento
Molino de despojamiento
Molino de atesoramiento
Molino de enloquecimiento
Molino de ensortijamiento
Molino de envenenamiento
Molino de acontecimiento
Molino de descuartizamiento
Molino del portento
Molino del lamento
Molino del momento
Molino del firmamento
Molino del sentimiento
Molino del juramento
Molino del ardimiento
Molino del crecimiento
Molino del nutrimiento
Molino del conocimiento
Molino del descendimiento
Molino del desollamiento
Molino del elevamiento
Molino del endiosamiento
Molino del alumbramiento
Molino del deliramiento
Molino del aburrimiento
Molino del engreimiento
Molino del escalamiento
Molino del descubrimiento
Molino del escurrimiento
Molino del remordimiento
Molino del redoblamiento
Molino del atronamiento
Molino del aturdimiento
Molino del despeñamiento
Molino del quebrantamiento
Molino del envejecimiento
Molino del aceleramiento
Molino del encarnizamiento
Molino del anonadamiento
Molino del arrepentimiento
Molino del encanecimiento
Molino del despedazamiento
Molino del descorazonamiento
Molino en fragmento
Molino en detrimento
Molino en giramiento
Molino en gruñimiento
Molino en sacramento
Molino en pensamiento
Molino en pulsamiento
Molino en pudrimiento
Molino en nacimiento
Molino en apiñamiento
Molino en apagamiento
Molino en decaimiento
Molino en derretimiento
Molino en desvalimiento
Molino en marchitamiento
Molino en enfadamiento
Molino en encantamiento
Molino en transformamiento
Molino en asolamiento
Molino en concebimiento
Molino en derribamiento
Molino en imaginamiento
Molino en desamparamiento
Molino con talento
Molino con acento
Molino con sufrimiento
Molino con tempeamento
Molino con fascinamiento
Molino con hormigamiento
Molino con retorcimiento
Molino con resentimiento
Molino con refregamiento
Molino con recogimiento
Molino con razonamiento
Molino con quebrantamiento
Molino con prolongamiento
Molino con presentimiento
Molino con padecimiento
Molino con amorazamiento
Molino con enronquecimiento
Molino con alucinamiento
Molino con atolondramiento
Molino con desfallecimiento
Molino para aposento
Molino para convento
Molino para ungimiento
Molino para alojamiento
Molino para cargamento
Molino para subimento
Molino para floramiento
Molino para enfriamiento
Molino para embrujamiento
Molino para acogimiento
Molino para apostamiento
Molino para arrobamiento
Molino para escapamiento
Molino para escondimiento
Molino para estrellamiento
Molino para exaltamiento
Molino para guarecimiento
Molino para levantamiento
Molino para machucamiento
Molino para renovamiento
Molino para desplazamiento
Molino para anticipamiento
Molino para amonedamiento
Molino para profetizamiento
Molino para descoyuntamiento
Molino como ornamento
Molino como elemento
Molino como armamento
Molino como instrumento
Molino como monumento
Molino como palpamiento
Molino como descubrimiento
Molino como anunciamiento
Molino como medicamento
Molino como desvelamiento
Molino a sotavento
Molino a barlovento
Molino a ligamento
Molino a lanzamiento
Molino a mordimiento
Molino a movimiento
Molino que invento
Molino que ahuyento
Molino que oriento
Molino que caliento
Molino que presiento
Molino que apaciento
Molino que transparento
Molino lento
Molino cruento
Molino atento
Molino hambriento
Molino sediento
Molino sangriento
Molino jumento
Molino violento
Molino contento
Molino opulento
Molino friolento
Molino avariento
Molino corpulento
Molino achaquiento
Molino granujiento
Molino ceniciento
Molino polvoriento
Molino cazcarriento
Molino gargajiento
Molino sudoriento
Molino macilento
Molino soñoliento
Molino turbulento
Molino truculento

Así eres molino de viento

This entry was posted in Uncategorized. Bookmark the permalink.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>